¿Crisis o Oportunidad?

Hace mucho tiempo que llevo escuchando la expresión “toda crisis es una oportunidad” o algo parecido.

Ahora parece que llega el momento, según wikipedia, Crisis es: 

Crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις)1​ es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas. Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución.

Las crisis pueden designar un cambio traumático en la vida o salud de una persona o una situación social inestable y peligrosa en lo político, económico, militar, etc. También puede ser la definición de un hecho medioambiental de gran escala, especialmente los que implican un cambio abrupto. De una manera menos propia, se refieren con el nombre de crisis las emergencias o las épocas de dificultades de la crisis.

Cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, …“. En lugar de llamarlo “despido” se utiliza el eufemismo “amortización de puesto de trabajo“, no se despiden trabajadores, se prescinden de recursos “humanos”, medios de producción que tienen un coste y de los que se obtiene un beneficio. No hablamos de personas, hablamos de números, fríos, como las máquinas.

Pero estos recursos no estaban averiados ni fuera de servicio ni obsoletos, eran recursos productivos, solo que la organización que los utilizaba ha decidido prescindir de ellos.

Oportunidad, si consultamos por ejemplo su definición

Hoy en día este concepto se usa especialmente para hacer referencia a las oportunidades profesionales o laborales, refiriéndose a las chances que tiene una persona de mejorar su situación en el trabajo. Puede significar la posibilidad de un ascenso, una oferta de contratación o la propuesta de iniciar un nuevo proyecto o emprendimiento.

En todas las profesiones se recomienda que los expertos se encuentren siempre investigando y perfeccionando sus conocimientos; de este modo se vuelven personas más aptas y eficientes, amoldándose a las nuevas herramientas del mercado. Aquellas personas que se mantengan activas y en constante aprendizaje, estarán mejor preparadas para enfrentarse eficazmente a las nuevas oportunidades laborales, con lo cual podrán conseguir un progreso personal y laboral.

Después de observar ambas definiciones, se podría decir que mi situación ayer era una crisis que gestionada de la manera adecuada se convertirá en una oportunidad. Me siento identificado con ambas definiciones y van a ser el comienzo de una nueva etapa en mi actividad profesional.

Ahora vendrá una nueva etapa de aprendizaje en la que habrá que resolver temas legales que habrá que depositar en manos de las personas especialistas en el área, aprenderemos nuevas maneras de hacer y de organizarnos, pero seguiremos siendo la misma persona que fuimos, evolucionada, creciendo cada día y deseando seguir aprendiendo cada vez.

Empezamos esta nueva singladura hoy mismo. ¿Te animas a hacerla conmigo?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: