Estar en LinkedIn, ya no hay excusa

Recientemente me estoy encontrando con que cuando escribo algún tipo de post, comentario o actualización de estado en cualquiera de las redes sociales, y me refiero a una persona en particular, me gusta referenciarla de manera que dicha persona sepa que estoy hablando de ella, y en su caso, si no le gusta no que he escrito pueda ejercer las acciones correctoras oportunas.

En cualquiera las redes que manejo, es fácil añadir los nombres de las personas interesadas, sea en Google+, Twitter, Facebook, Tuenti, Linkedin, …

El problema viene cuando te refieres a alguien en un blog. Normalmente, si el tema es profesional, miro entre mis contactos de LinkedIn a ver si está, y si no, lo busco en Google por si se me ha escapado. Si buscamos mi propio nombre en Google veremos que aparezco referenciado en diversas redes sociales y actividades profesionales, y entre otras, aparece mi perfil público en LinkedIn.

Leer más de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: